info@orocatene.com
Quiénes somos

OROCATENE S.p.A.

En una tierra con vocación histórica a la orfebrería, nace en 1987 Oro Catene Spa. Ubicada en Arezzo, la empresa dirigida por la familia Mafucci se ha convertido en una de las realidades mas sólidas y concretas, en el panorama nacional e internacional, del vasto sector de la producción de cadenas de oro.

Desde su fundación, Oro Catene ha tenido como objetivo respetar pocos cuanto sencillos ideales: calidad, rapidez, fiabilidad y una manera de hacer innovación basada en ese virtuoso «know how», patrimonio fértil acumulado en el tiempo, que le ha permitido un desarrollo constante en el tiempo.

Es a partir de esta tensión entre tradición y futuro que la empresa ha desarrollado una elasticidad propia que mira a detectar las necesidades y los cambios del mercado sin olvidarse de su identidad.

En su sencillez, la empresa cuenta con una sólida organización basada en el alto perfil de su personal y en una visión concreta de la demanda, cada vez más imprevisible y cambiante, que llega del extranjero. Desde siempre atenta a la satisfacción de su clientela, la empresa de Arezzo ha sabido crecer con ella, instaurando con sus clientes relaciones sólidas basadas en la confianza y en la satisfacción mutua.

Oro Catene ha sabido valorizar al maximo su trabajo, llegando a ser una marca histórica y bien arraigada tanto en el territorio nacional como en el extranjero.

NUESTRA HISTORIA

La historia de Oro Catene tiene su origen en las cenizas de otra empresa histórica, la Loar, marca 41 AR, cuya herencia sigue en parte viva en la actual sede operativa.
La intuición de Gianfranco Mafucci, que desde hace unos años venía desarrollando su experiencia en el sector de la orfebrería, resultó ganadora y en 1987 fundó Oro Catene Spa.
Ayudado en la tarea por su esposa Graziella, desde el comienzo la nueva empresa amplía sus horizontes especializándose en la producción de cadenas de oro destinadas no sólo a los mercados nacionales.
Hoy en día el timón de la empresa lo lleva el hijo Luca, que fue paulatinamente entrenado para este papel y supo aprender no sólo el trabajo heredado de su padre, sino impulsar la actividad de familia, reforzando las relaciones con clientes históricos y expandiendo sus raíces al extranjero, hacía territorios mas prósperos y receptivos.

Encontramos a otro miembro de la familia Mafucci justo en el núcleo productivo de la empresa, desde donde supervisa y coordina el gran flujo de trabajo cotidiano: el primo Andrea, mano derecha del directivo.
En el 2017 la empresa ha cumplido sus 30 años: un balance muy positivo que coloca Oro Catene Spa entre las empresas de Arezzo más proactivas y concretas en el sector de la orfebrería. El desarrollo constante de la empresa, coloca a la familia Mafucci frente a nuevos desafíos en un entorno cada vez más complejo y cambiante. Desafíos a los que una empresa de experiencia como Oro Catene Spa hace frente sin miedo.